miércoles, 17 de marzo de 2010

PALABRAS, COMODINES Y VERBOS FÁCILES

La pobreza mental engendra siempre un lamentable estado de lenguaje hablado, escrito y pensado.
Este empobreciminto lo sufrimos al utilizar las llamadas palabras "comodines y "verbos fáciles" los cuales se pueden reemplazar por otros que tengan el mismo significado y que no alteren el sentido de la oración.

Los verbos fáciles son, entre otros: hacer, decir, poner, tener, etc.

Por ejemplo: pienso hacer un edificio, hizo un largo trayecto, pienso poner el dinero para el negocio, usted no pone nada para mejorar la situación, tengo una gran ilusión, ha dicho un buen discurso, etc.

Esto son algunos ejemplos que son escuchados constantemente, en otro contexto pero con los verbos fáciles.

Usos y abusos de: "cosa" y "algo"

Cosismo: todo tiende a ser cosa; un armario, un lápiz, un aspecto....Probablemente es la palabra con sentido más vago, trivial, vulgar e impreciso del español.

Algo: pronombre indefinido que debe usarse únicamente para dar a la frase un sentido indeterminado; cuando queramos mencionar algo (aquí está bien empleado) sin precisar lo que ese algo sea. Correcto: leeré algo mientras vienes.

Ejemplo de cosismo: la envidia es una cosa despreciable, estar enamorado es una cosa maravillosa, etc.

Ejemplo de algo: esta historia tiene algo trágico, en este párrafo hay algo que no entiendo, etc.

En algunos casos no se trata de sustituir ALGO sino de suprimirla; es cuando va seguida de un adjetivo. Ejemplo: esto es algo infame, aquí huele a algo raro



video